Mindfulness

El Mindfulness, tal como hoy se conoce, es el resultado del trabajo realizado por Jon Kabat-Zinn, Biólogo molecular, investigador y profesor emérito de Medicina de la Universidad de Massachusetts. En una reciente entrevista publicada en La Vanguardia, Jon Kabat-Zinn señaló: “He demostrado la eficacia de una práctica espiritual milenaria y la he puesto a caminar en Occidente”. En 1982 publicó su primer artículo científico sobre los beneficios en pacientes con dolor crónico y estrés.

Mindfulness procede de la expresión en inglés “to be mindful of”. Ser consciente de, estar atento a, darse cuenta. La inclusión del verbo “to be” alude a un estado y eso aporta una perspectiva distinta a este enfoque. “To be mindful of” es propiamente una práctica y, como tal, es experiencial. La experiencia personal es la guía que nos conduce en el camino de ser/estar mindful. En castellano se han manejado varias traducciones: consciencia expandida, capacidad de estar atento, atención plena, etc.

De acuerdo con Christopher K. Germer, Mindfulness puede ahora entenderse desde un triple enfoque:
a) como un constructor teórico,
b) como una práctica para desarrollar la atención plena, meditación,
c) como un proceso psicológico, estar consciente.

Hunde sus raíces y toma sus fuentes de la meditación budista Vipassana (Mahasatipatthana Sutta), a la que incorpora las aportaciones de la psicología occidental.
El mindfulness no es un conocimiento al que se acceda incorporando nuevas ideas, memorizando estrategias o adoptando creencia alguna. Como la meditación, se trata de una práctica, un estado en el que avanzamos. Tal como cada uno de nosotros es un ser único e irrepetible, el proceso de estar mindful es personal, único e irrepetible. Será tu experiencia.

Existen multitud de investigaciones sobre los beneficios de esta práctica para hacer frente al sufrimiento humano. Si quieres más información sobre proyectos de investigación con Mindfulness puedes consultar www.oxfordmindfulness.org .

En los cursos de Mindfulness que te ofrece el Centro, através de las sesiones presenciales, experimentarás y conocerás progresivamente técnicas y conceptos relacionados con el Mindfulness. Para cada semana tendrás unas propuestas de ejercicios que te ayudarán a profundizar en esta práctica. En el grupo podrás plantear las dudas que durante la semana te hayan surgido. Así, poco a poco irás descubriendo el modo de incorporar el Mindfulness a tu vida cotidiana. Cada momento de tu vida se presentará como una oportunidad para estar mindful.

El Mindfulness no solo resulta de aplicación en contextos clínicos para hacer frente a la depresión, reducir la ansiedad, el estrés y otras dificultades, sino que presenta un conjunto de herramientas, al alcance de todos, que mejoran nuestra sensación de bienestar y afectan positivamente al sistema nervioso.

Los cursos y grupos pueden ayudarte a: 

  • Recuperar la conexión entre cuerpo y mente, dándote cuenta de su interdependencia en la búsqueda del equilibrio y el bienestar psicológico.
  • Conocer estrategias para detener la espiral del estrés, la ansiedad y sus dinámicas, reduciendo su impacto sobre tu cuerpo.
  • Descubrir que es posible responder a las demandas de tu entorno en vez de reaccionar inconscientemente.
  • Desarrollar destrezas para observar tu mundo emocional sin quedarte atrapado en él.
  • Hacer consciente el funcionamiento de la mente y sus trampas: rumiación, evitación, juicio, autocrítica… Incrementando así la confianza en la vida.
  • Ver la emergencia de actitudes, disposiciones y cualidades que te pueden aportar serenidad y paz: aceptación, flujo, no esfuerzo,  ecuanimidad, compasión, confianza, paciencia…
  • Aprender a vivir con lo que sucede sin rechazarlo.
     
  • Mindfulness no es una pastilla mágica que te ahorre el dolor de la vida, pero puede evitarte el sufrimiento innecesario y aportarte serenidad para enfrentar los retos de cada día.


¿Qué es la atención plena?. 
Por Jon Kabat-Zinn (“Mindfulness en la vida cotidiana”. Paidós)
“La atención plena es una antigua práctica budista que tiene una profunda relevancia para nuestra vida actual. Esta relevancia no tiene nada que ver con el budismo per se ni con hacerse budista, sino con el hecho de despertar y de vivir en armonía con nosotros mismos y con el mundo. Guarda relación con examinar quiénes somos y con cuestionar nuestra visión del mundo y el lugar que ocupamos en el mismo, así como con el hecho de cultiva la capacidad de apreciar la plenitud de cada momento que estamos vivirlo. Pero, ante todo, tiene que ver con el hecho de estar en contacto.
Desde la perspectiva budista, se considera que el estado de conciencia que tenemos durante las horas de vigila es extremadamente limitado y limitador, en muchos aspectos más parecido a un prolongado sueño que a un auténtico estado despierto. La meditación nos ayuda a despertar de este sueño caracterizado por el funcionamiento automático y la inconsciencia, que nos brinda la posibilidad de vivir nuestras vidas teniendo acceso a todo el espectro de nuestras posibilidades conscientes e inconscientes. Los sabios, los yoguis y los maestros zen han estado explorando este territorio de forma sistemática durante miles de años; a lo largo del proceso han aprendido algo que ahora puede ser profundamente beneficioso para Occidente, para equilibrar nuestra tendencia cultural a querer controlar y dominar la naturaleza en lugar de reconocer que somos una parte íntima de ella”.

c/ Cervantes 18-1º A.- Oviedo, Asturias  |  Tel. 684 696988  |  info@meditacionmindfulness.es
"No sigas las ideas de otros, más bien aprende a escuchar la voz dentro de tí"
Dogen